A la mujer dominicana no le gusta dividir la cuenta