A la comunidad evangélica que me perdone, pero…